Número de Whatsapp

+34 642856154

Correo electrónico- EMAIL

quirovitalmalaga@gmail.com

Horario de apertura y Whatsapp

Lunes - Viernes: 10 AM - 20 PM

La fascitis plantar es una condición médica que afecta la planta del pie, específicamente la banda de tejido grueso y fibroso llamada fascia plantar. Esta banda conecta el talón con los dedos y proporciona soporte al arco del pie. Cuando la fascia plantar se inflama o se estira en exceso, puede causar dolor en el talón y en la parte inferior del pie, especialmente al levantarse por la mañana o después de periodos de inactividad prolongada.

La fascitis plantar es una de las causas más comunes de dolor en el talón y afecta a personas de todas las edades, aunque es más común en adultos de mediana edad y en personas que realizan actividades que ejercen presión en los pies, como correr o estar de pie por largos periodos de tiempo.

Causas comunes de la fascitis plantar

Sobrecarga y Exceso de Actividad: Realizar actividades que ejercen una presión excesiva sobre la fascia plantar, como correr largas distancias, caminar o estar de pie por períodos prolongados, puede causar irritación y eventualmente inflamación.

Mal Calzado

Problemas Estructurales del Pie

Cambios en la Actividad Física

Obesidad y Exceso de Peso

Edad y Factores Degenerativos

Deformidades del Pie

Tensión Repetitiva

Trabajo en Superficies Duras

Es importante recordar que la fascitis plantar puede ser el resultado de una combinación de estos factores, y que cada persona puede experimentarla de manera diferente. Si se experimentan síntomas de fascitis plantar, es recomendable buscar atención médica para recibir un diagnóstico y tratamiento adecuados.

Descripción de los síntomas típicos de la fascitis plantar Los síntomas típicos de la fascitis plantar suelen incluir:

Dolor en el Talón

Dolor Agudo al Levantarse

Dolor al Estar de Pie

Dolor al Realizar Actividad Física

Rigidez Matutina

Sensibilidad en el Talón

Dolor que Disminuye con el Movimiento

Es importante recordar que los síntomas pueden variar de una persona a otra, y algunos individuos pueden experimentar síntomas adicionales o diferentes.

Cómo se diagnostica la fascitis plantar: El diagnóstico de la fascitis plantar generalmente se basa en una combinación de la historia clínica del paciente, un examen físico y, en algunos casos, pruebas de imagen. Aquí te explico los pasos comunes para el diagnóstico de la fascitis plantar:

Historia Clínica

Examen Físico

Pruebas Funcionales

Descartar Otras Condiciones

Es importante descartar otras condiciones que puedan estar causando el dolor, como espolón calcáneo, tendinitis, entre otras.

Pruebas por imagen

Consultar a un especialista

En situaciones más complejas o cuando el tratamiento inicial no es efectivo, es posible que se recomiende consultar a un podólogo, ortopedista u otro especialista en pie y tobillo.

Ejercicios y estiramientos recomendados para aliviar la fascitis plantar

Ejercicios de Fortalecimiento:

 

Toallas o Pañuelos:

Coloca una toalla o pañuelo en el suelo y, estando de pie, usa los dedos de los pies para agarrar y arrugar la toalla hacia ti.

Elevación de Talones:

De pie, levántate sobre las puntas de los pies y luego baja lentamente los talones al suelo.

Rodar una Pelota de Golf:

Puedes sentarte y rodar una pelota de golf bajo el arco del pie con una presión, moderada.

Flexiones de Dedos:

Sentado en el suelo con las piernas extendidas, intenta flexionar los dedos de los pies hacia ti.

Estiramientos:

Estiramiento de Pantorrilla (Contra la Pared):

Colócate frente a una pared con una pierna adelante y la otra detrás. Flexiona la rodilla delantera mientras mantienes la pierna trasera extendida. Empuja tu talón trasero hacia el suelo para sentir el estiramiento en la pantorrilla.

Estiramiento de la Fascia Plantar:

Siéntate en el suelo con las piernas extendidas. Agarra tus dedos del pie y tira suavemente hacia ti hasta sentir un estiramiento en la planta del pie.

Estiramiento de la Bola del Pie:

Colócate en posición de cuclillas y presiona la parte delantera del pie contra el suelo.

Estiramiento del Tibial Anterior:

Colócate en posición de rodillas y siéntate sobre tus talones. Lleva los dedos de los pies hacia atrás y siente el estiramiento en la parte frontal del tobillo y el pie.

Recuerda realizar estos ejercicios y estiramientos con suavidad y sin forzar. Es importante que no causen dolor agudo. Puedes realizarlos varias veces al día, especialmente después de periodos de inactividad.

Consejos sobre el calzado adecuado para fascitis plantar

El calzado adecuado puede desempeñar un papel crucial en el manejo y alivio de la fascitis plantar. Aquí tienes algunos consejos sobre qué buscar al elegir zapatos si padeces esta condición:

Soporte para el arco

Amortiguación adecuada

Suela firme y flexible

Espacio suficiente para los dedos

Tacón bajo o plano

Ajuste Personalizado: Opta por zapatos con cordones o cierres ajustables para que puedas adaptar el ajuste según tus necesidades.

Evita zapatos desgastados

Recuerda que cada persona es única y puede tener preferencias y necesidades específicas en cuanto a calzado. Lo más importante es que los zapatos te brinden comodidad y apoyo. Siempre es recomendable probar varios estilos y marcas para encontrar el calzado que mejor se adapte a ti.

Recomendaciones para personas que padecen fascitis plantar en su vida diaria.

 

Si padeces fascitis plantar, es importante tomar medidas para reducir el dolor y mejorar tu calidad de vida en el día a día. Aquí tienes algunas recomendaciones para personas que sufren de esta condición:

Calzado adecuado

Evitar andar descalzo

Estiramientos y ejercicios

Controlar el peso

Descasa y eleva el pie

Aplica hielo

Evita actividades de alto impacto

Usa ortesis o plantilla

 

Alternativas al Estar de Pie:

Si es posible, busca alternativas al estar de pie por períodos prolongados, como sentarse o utilizar una almohadilla antifatiga.

Consulta a un Profesional de la Salud:

Si los síntomas persisten o empeoran, busca atención médica para recibir orientación adicional y ajustes en tu plan de tratamiento.

Recuerda que es importante seguir las recomendaciones y el tratamiento proporcionado por tu profesional de la salud. Cada caso puede ser diferente y requiere un enfoque personaliza

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

29 − 23 =